Decálogo para tus ojos

1. Sigue una higiene ocular adecuada

Las cejas, las pestañas, los párpados y las lágrimas son nuestros aliados para hacer frente a los agentes externos con los que se enfrentan nuestros ojos, peor no son suficientes. Por eso, es recomendable usar con frecuencia una solución oftálmica como limpiador ocular. Además, en casos de piel grasa, uso de maquillaje, descamaciones o irritaciones también debe realizarse a diario una higiene intensiva de la zona ocular.

2. Vigila la climatización

¡Ojo! con la seuqedad del ambiente producida por la calefacción y el aire acondicionado.
Nuestra recomendación es no hacer uso excesivo de estos sistemas de climatización. En caso de uso prolongado, mantener una temperatura entre 21 y 25 grados para evitra el llamado “síndrome de ojo seco” que afecta a la calidad de vida de quien lo sufre (disminución de la agudeza visual, escozor, quemazón, sensación de cuerpo extraño...).

3. Realiza descansos periódicos frente a las pantallas

Debido a nuestro ritmo y hábitos de vida, gran parte del tiempo lo pasamos con la vista delante de una pantalla (ordenador, smartphone, tablet, televisión...). Una exposición prolongada ante estos aparatos suele derivar en fatiga ocular, que a su vez puede ocasionar desde problemas visuales (dificultad para enfocar o vista borrosa) hasta dolores de cabeza o mareos. Se recomienda realizar descansos periódicos de la actividad visual (por ejemplo, cada hora descansar 5-10 minutos) y levantarse del sitio para no mantener la vista fija.

4. Elige una iluminación adecuada

Factores mediambientales como la iluminacion también puede ser causa de fatiga visual.
En este punto, la clave para reducirla consiste en elegir una iluminación adecuada, evitando estar sobre iluminado, en penumbra, o bajo un tipo de iluminación fluorescente.

5. Si utilizas lentillas, úsalas correctamente

Lávate las manos con agua y jabón (y sécalas) antes de manipular las lentes de contacto, asegurándote de limpiarlas y desinfectarlas después de cada uso. Aunque el tiempo máximo de utilización de unas lentillas debe determinarlo un profesional de la visión, generalmente, este uso no excederá las 12 horas seguidas y éstas serán retiradas antes de irte a dormir.

6. Aliméntate correctamente

Una alimentación sana, rica en vitaminas A, E y C (antioxidantes) podrá ayudarte a prevenir el envejecimiento de los ojos. Alimentos altamente recomendados por sis propiedades para la visión son: las zanahorias (todo un clásico), los albaricoques, las cerezas, la naranja, las espinacas, los arándanos, las fresas, las verduras de hoja verda... Los ácidos grasos Omega-3 (presentes en pescados como el salmón, la sardina, el atún o la caballa) también ayudan a los adultos a protegerles del síndrome de ojo seco.

7. Parpadea periódicamente

En una situación normal, una persona parpadea una media de 22 veces por minuto. Sin embargo, delante de una ordenador, el televisor o un libro la frecuencia de este se reduce a más de la mitad, lo que dificulta la adecuada lubricación ocular y aumenta la sequedad. La solución es sencilla: tomar conciencia en estas situaciones y parpadear periódicamente, además de evitar mantener los ojos excesivamente abiertos.

8. Protege tus ojos con gafas si practicas deportes acuáticos

La sal, el cloro... El uso de gafas es imprescindible si queremos proteger nuestros ojos cuando practicamos deportes acuáticos como la natación o el waterpolo. Debem estar diseñadas para ofrecer una estanqueidad perfecta (que no penetre el agua en ella) y buen confort.

9. Usa gafas de sol homologadas

Los estudios muestran que es necesario protegerse de los Rayos Ultravioletas (UV) mediante el uso de gafas de sol. Para protegerse es necesario elegir gafas de sol que bloqueen el 100% de los Rayos UVA y UVB, cubriendo toda el área de los ojos y usándolas aunque el día esté nublado. Aunque tus lentes de contacto cuenten con protección UV, recuerda que sigue siendo necesario el uso de gafas de sol.

10. Acude a revisiones oftalmológicas de forma periódica

Hasta los 40 años, se recomienda que los adultos con defectos visuales acudan una vez al año a una revisión oftalmológica, con independencia de que su defecto visual no se haya modificado. Una vez sobrepasada esta edad, todos deberían pasar revisiones anuales (utilicen gafas o no), donde se les mida la presión ocular.

Fuente: www.efectoeuphralia.com

CONTACTO

Sede Central MADRID

Laboratorios Boiron | Avda. Valdelaparra,
27 Edif.3 - Nave 4
28108 Alcobendas (Madrid)

Tel:  (+34) 91 484 04 38
Fax: (+34) 91 661 24 08

Búscanos en Google Maps